Pastel de patata frío

Receta de pastel de patata frío

Con un cremoso puré de patatas casero, un rico sofrito de carne y un crujiente exterior de queso, haremos este delicioso pastel para tomar frío o caliente.

¿Quieres ver los ingredientes para Pastel de patata frío?

Descubre los ingredientes para hacer Pastel de patata frío pinchando aquí:

¿Cómo hacer pastel de patata frío?

1

En un cazo amplio, ponemos abundante agua a calentar y cuando éstas comience a hervir, añadimos las patatas (peladas y lavadas) cortadas en trozos grandes, sazonamos y dejamos que se cuezan durante unos 15 minutos o hasta que al pincharlas con un tenedor, éste, entre sin resistencia. Cuando estén listas, retiramos del fuego, escurrimos y pasamos a un bol.

2

Mientras las patatas se cuecen, en una sartén antiadherente, ponemos un chorrito de aceite y llevamos al fuego. Cuando esté caliente, añadimos los dientes de ajos (pelados y laminados finos) y la cebolleta (pelada y picada en brunoise).

3

Sazonamos, mezclamos con una cuchara de madera y cuando la cebolleta comience a cambiar de color, añadimos la carne desmenuzada. Condimentamos con un poquito de pimienta negra, rectificamos de sal y mantenemos en el fuego, removiendo de vez en cuando para que el sofrito quede suelto, hasta que la carne esté bien hecha. En ese momento, retiramos del fuego y reservamos.

4

Ahora, volvemos al bol donde ya tenemos las patatas cocidas y añadimos tres nueces de mantequilla, un chorrito de leche, salpimentamos y ponemos un toque de nuez moscada. Trituramos todo con un tenedor hasta que nos quede una mezcla cremosa y homogénea. Si vemos que nos queda muy seca, ponemos un pelín más de leche. Reservamos.

5

Forramos el molde que hemos elegido para hacer el paste con papel de film y empezamos a montarlo poniendo un cuarto del puré de patatas. Cubrimos bien la base y encima ponemos la mitad del sofrito, colocamos otra capa de puré de patatas, el resto del sofrito y con la mitad que nos queda del puré lo cubrimos.

6

Dejamos que se enfríe por completo y a continuación, lo metemos en la nevera durante al menos un par de horas.

7

Trascurrido este tiempo, sacamos, colocamos un plato o fuente (depende de la forma del molde) encima del molde y giramos para desmoldarlo. Con cuidado, retiramos el papel de film y con el resto de puré de patatas que nos había sobrado, tapamos las partes de la carne para que nos quede todo totalmente cubierto de puré.

8

Ahora, guardamos el pastel de patata en la nevera para se enfríe bien y para dar un toque crujiente en su presentación, forramos la bandeja del horno con papel vegetal, esparcimos dos o tres puñados de queso rallado por encima y lo gratinamos hasta que esté bien dorado. Retiramos y dejamos enfriar.

9

Al llevar el pastel de patata frío a la mesa, lo decoramos con los trocitos de queso crujiente.

Foto orientativa: Big Bob Burns

Otras búsquedas relacionadas con "Pastel de patata frío"